“El placer de las miradas” – Héctor Acevedo en Mestiza Galería de Madrid, España – Héctor Acevedo

“El placer de las miradas” – Héctor Acevedo en Mestiza Galería de Madrid, España

La obra de Héctor Acevedo puede ser entendida como la representación de un mundo real maravilloso, construido con elementos surreales para narrar realidades y coyunturas aún más peculiares que sus personajes y escenarios. Acevedo no pinta sueños, él se sirve del lenguaje onírico para que accedamos a nuestra subjetividad, y observemos cómo ésta interactúa con la realidad.

La muestra “El placer de las miradas” nos propone revisar el impacto de las redes sociales en nuestras vidas. En estos tiempos de voyerismo social, el placer se alcanza al mirar y al ser mirado. Cualquier momento y evento, puede dejar de ser banal cuando se expone en redes, la intimidad cayó en desuso. Si no te expones, no vendes. Sin darnos cuenta todos nos convertimos en productos, en esta vitrina de vanidades. Los personajes que habitan el universo de Acevedo, también.

Una pareja de novios que celebra la consagración de su relación terminal. Un minotauro encorbatado que posa dudosa sobre qué rostro mostrar, ya que aún no resuelve el laberinto que tiene en la cabeza. Sus personajes, apiñados o en solitario, tienen la urgencia de aparecer en la foto, miran al objetivo de nuestra mirada con la ilusión de ser capturados por ella, en ese selfie que se recrea en nuestra mente.

Sus obras representan las angustias y deseos que ocultamos, pero también los momentos y situaciones que nos hacen sentir especiales. En un contexto de post pandemia y tendencia bélica, nos enmascaramos para protegernos, para encajar y, por qué no, también para volver a aprender a ser parte de esta nueva normalidad.

En esta búsqueda de un lenguaje más allá de lo verbal, Acevedo recurre y realza los gestos. La omisión de la boca concede a las miradas un papel relevante. En los sueños no suelen haber palabras, en la obra de Héctor Acevedo la boca ha sido reemplazada por hojas de coca, como representación de los rituales andinos, donde es utilizada para comunicarse con el más allá, con los dioses que habitan en la naturaleza.

Acevedo nos invita a encontrar puntos de referencia comunes, a descubrir los elementos que amueblan nuestras mentes y reflejan nuestros arraigos y por qué no, incluso el placer oculto detrás de nuestras miradas.

Yessica Hernández, Comisaria

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar